acceso a profesionales
si eres profesional accede a los contenidos extra de esta campaña
Campaña · 09/11/2016
5 ocasiones para disfrutar en un “plis plas” de la carne cordero

La carne de cordero tiene un sabor exquisito y una textura inigualable, esta es la razón de que sea una de las preferidas de las familias. Entre sus cualidades podemos asegurar, sin temor a equivocarnos, que se trata de una carne tierna, jugosa, nutritiva y también divertida. Sí, el adjetivo es correcto, decimos divertida. Estamos hablando de un manjar, que además de disfrutarse en los tradicionales banquetes familiares y celebraciones, está consiguiendo un hueco en el día a día de todos nosotros. Barbacoas con amigos, hamburguesas para los peques, picoteos alegres con tapas de cordero y  el cordero en cenas informales, se están volviendo cada vez más habituales.

5 ocasiones para saborear y regocijarse comiendo carne de cordero.  

Medallones, filetes, tournedó, pinchos, brochetas, hamburguesas, churrascos y churrasquitos, son en realidad los nuevos cortes de carne de cordero. Los podemos conseguir en nuestro mercado y supermercado de confianza con facilidad. Sin embargo, al leer sus nombres es posible que se haya dibujado en tu rostro una sonrisa, un recuerdo de los momentos relajados, distendidos y sin estrés que pasamos  saboreando la carne de cordero en estos formatos.

De excursión con un rico bocadillo de carne de cordero.

Bocadillo de corderoEstamos en otoño y la naturaleza se llena de dorados. Los bosques nos esperan. Hayedos, robledales, pinares o castaños nos invitan para que vayamos a disfrutar de sus colores, recoger setas o respirar a pleno pulmón.

Es una época preciosa en la que realizar excursiones y disfrutar al aire libre. No importa si vas acompañado de amigos o con los más pequeños de la casa, lo mejor es que sabes que en la mochila, cargas con un tesoro. Anhelas el momento de reponer fuerzas, porque allí, cuidadosamente envueltos, están los riquísimos Bocadillos de Filete de pierna de cordero. Crujiente pan, queso fresco y ese filete sin hueso de pierna de cordero con sus 7 mm de grosor. Lo mejor de todo es que los has podido prepara fácilmente y a la plancha en un momento. Solo falta una cosa, ¡saborearlo!

Un picoteo improvisado a base de tapas de cordero.

Seguro que alguna vez te ha pasado. Quedas a pasar la tarde en casa con unos amigos y entre risas, juegos y charlas, se hace la hora de cenar. En otras ocasiones, la quedada ha sido de mañana y en la calle, pero justo cuando llega el hambre, estáis al ladito de tu casa. También existen los amigos gorrones, esos que les das la mano y te acaban cogiendo el brazo, la casa y el cordero. Todos nos hemos enfrentado alguna vez a ese momento en el que piensas ¡Ay madre! Y ahora… ¿Qué preparo?

¡Menos mal que tienes cordero! Recuerdas esos pinchos de cordero y los churrasquitos que guardabas. Ellos consiguen el milagro. Así que en un “plis plas” preparas unas tapas deliciosas que hacen disfrutar a todo el mundo, mientras, sigue la fiesta.  Al final, todo el mundo te felicita por tus Lamb and chips con salsa tártara, tus Churrasquitos asados con pimientos del padrón y tus pinchos morunos de cordero. ¡Qué ricos!

Tournedo de cordero y sorprende a tu pareja cualquier día.

Tournedó de corderoSolemos tener citas al comenzar una relación, pero con el tiempo vamos olvidando lo increíblemente bien que nos sentíamos en esos momentos.  Ha terminado la jornada y los niños están en la cama, ¡de hoy no pasa! Es el momento perfecto para retomar aquella sensación. Además, en el frigorífico te esperan unos magníficos tournedós de 3 cm de grosor de exquisita carne de cordero.

Mientras tu pareja se da una ducha, en 5 minutos has preparado unos sabrosísimos  Tournedós mechados con ajos y hasta te ha dado tiempo a encender velitas y decorar el ambiente.

Fiesta de Halloween y hamburguesas de cordero.

Como cada vez que llega Halloween la familia al completo acude a una la fiesta infantil, padres, madres y por supuesto todos los niños, se divierten disfrazados. Pequeñas brujas y monstruitos corretean sin cesar. Por eso, a pesar del atracón a chuches, los niños vuelven hambrientos.

¡Perfecto!, porque en la noche más terrorífica del año, la fiesta continua en casa. De cena hay Hamburguesa de cordero con cebolla caramelizada, unas hamburguesas que están de miedo.

“¡En 20 minutos a cenar!”

Cordero, San Jacobos, Flamenquines, niños y risas.

Si tuviéramos que elegir entre San Jacobos o Flamenquines, no sabríamos decir qué plato le gusta más a los pequeños de la casa. Lo cierto es que cualquiera de ellos les vuelve loco. Hay veces que es tan sencillo hacer feliz a un niño…

En esta ocasión sólo van a hacer falta filetes finos de carrillón o de pierna de cordero, queso y mucho amor. De esta manera tan sencilla, una cena o almuerzo de un día cualquiera se convierte en un momento de ALEGRÍA con mayúsculas.

Ahora es tu turno, ¿cuál es tu momento divertido para comer carne de cordero?

Comparte en las redes sociales: