acceso a profesionales
si eres profesional accede a los contenidos extra de esta campaña
Campaña · 01/02/2016
En San Valentín se conquista por el estómago. Elige cordero.

Ya se acerca la fecha señalada en rojo en el calendario, el día que esperan con ansias todos los románticos empedernidos para demostrarle a su otra mitad lo mucho que significan para ellos. Ya está aquí el día de San Valentín.

Cada 14 de febrero las calles se inundan de corazones, bombones y flores, de los enamorados que van de camino a sus citas. Unas citas preparadas con esmero, donde los detalles y las baladas románticas siempre tienen un hueco. Arreglarte para lucir lo mejor posible y preparar una cena de lo más romántica es prácticamente una obligación, si quieres que la velada con tu pareja quede en vuestra memoria hasta el próximo año. Un día y una cita especial junto a una persona especial. ¿Todavía no tienes nada preparado? No te preocupes, nosotros te ayudamos a crear un ambiente de ensueño que tu pareja nunca olvidará. Coge papel y boli y toma nota.

Cena San ValentínLo primero que debes hacer es elegir el sitio donde quieres pasar la noche de San Valentín; puedes elegir un restaurante elegante o puedes acondicionar tu casa para sorprender a tu pareja con una cita romántica. Si decides escoger la primera opción te aconsejamos que reserves una mesa lo antes posible en uno de los bellos restaurante de tu ciudad; eso sí, estos locales suelen ofrecer un menú cerrado por San Valentín, por lo que lo ideal es comparar menús para elegir una cena que estés seguro le gustará a tu pareja. Aquí tienes un consejo que nunca falla: elige la opción que cuente con un plato de cordero o de lechal; una carne tan sabrosa y distinguida, una carne que enamora, y tan asociada a ocasiones especiales y buenos momentos, que hará que tu pareja se sienta especial.

Si, por el contrario, prefieres pasar una velada más íntima, lejos de miradas indiscretas creando una cena completamente a la medida y gustos de tu pareja, lo mejor es que celebres San Valentín en casa. No te asustes, puede parecer más trabajo en un principio pero si sigues nuestros sencillos consejos conseguirás conquistar a tu enamorado o enamorada. La clave está en hacerle sentir único y especial. La clave es contar con carne de cordero y lechal.

Lo primero que debes hacer es elaborar una lista con todas las cosas que quieres hacer para así poder determinar todo lo que debes comprar para la gran cita. Piensa en el regalo y los detalles que decorarán la velada, échale imaginación o busca inspiración en algún portal de internet, pero siempre teniendo en cuenta los gustos de tu pareja. Y, por supuesto, elabora el menú de la cena con la carne de cordero y lechal como elemento principal. Recuerda que a la gente se le conquista por el estómago y en el día más romántico del año no puedes jugártela con la parte más importante de la cita: la cena.

Envíale a tu pareja una invitación formal anónima; está claro que el amante secreto eres tú, pero este simple gesto puede crear un misticismo muy sugerente entorno a la cena. Puedes mandarle la invitación por mail, correo o Whatsapp, pero lo importante es que ese día sea especial desde el momento en el que se levante y, por supuesto, generar la mayor expectación e intriga hacia vuestra cita.

Limpia la casa y crea un ambiente romántico, ya que esta será una de las claves del éxito de tu cita de San Valentín. Atenúa la luz, enciende velas y utiliza algún ambientador con su olor favorito o prende una barrita de incienso. Lo importante es que desde el momento en el que entre por la puerta se transporte a otro mundo en el que sólo estáis él o ella y tú.

Y, ahora, viene lo más importante: la cena. Una buena cena es el pilar fundamental en el que se sostiene una cita de San Valentín, por lo que es muy importante que dediques unas horas a los fogones. Para comenzar, escoge un entrante afrodisíaco pero ligero. Una opción segura son las ostras; una elección clásica pero, a su vez, un plato que se suele tomar pocas veces a lo largo del año, además de ser toda una declaración de intenciones. Para el plato principal decántate por una receta cuyo protagonista sea la carne de cordero o de lechal; una carne que gusta a todo el mundo y tan versátil que puedes adaptarlo completamente al gusto de tu pareja. Eso sí, procura introducir en la receta algún ingrediente afrodisíaco para continuar con la temática de la noche; como por ejemplo la pimienta o la menta. Recuerda que una cena deliciosa siempre es el preámbulo de una gran noche.

Para finalizar saca un postre sencillo pero apetitoso, como por ejemplo una selección de frutas rojas bañadas en chocolate. Aprovecha ese momento de relajación para darle el regalito que le tienes preparado; no es necesario que sea un gran regalo, con un detalle romántico le sorprenderás igualmente, al fin y al cabo tu pareja no esperará que después de la gran cita que has preparado hayas comprado también un regalo.

El resto de la noche ya corre de vuestra cuenta, después de una cena de cordero o de lechal en un ambiente tan mágico como el que hemos creado no hay posibilidad de que la cita se tuerza. Así que abrid una botella de champán y disfrutad el amor.

Comparte en las redes sociales:

  • Pepeduende

    Desde luego que si
    Se han de aprovechar todos los momentos mágicos de la vida bien acompañados con la carne de cordero.