acceso a profesionales
si eres profesional accede a los contenidos extra de esta campaña
Campaña · 21/07/2015
El cordero por el mundo II: América

La carne de cordero y lechal es una carne reconocida en todo el planeta por su intenso sabor y su ternura única. Esta carne es la base de muchos platos tradicionales, que se han ido pasado de generación en generación en prácticamente todos los países del mundo. Al igual que ocurre en nuestro país, la carne de cordero está considera una carne especial que nunca puede faltar en las ocasiones y celebraciones especiales, como por ejemplo la Pascua; donde los platos preparados con carne de cordero y lechal son un referente mundial. Como ya vimos en la primera entrega de “El cordero por el mundo”, la carne de cordero y lechal está muy presente en las cocinas del territorio europeo; pero en esta nueva entrega, nuestra búsqueda de deliciosos platos tradicionales basados en la carne de cordero y lechal, nos lleva a cruzar el charco. Hoy, en nuestra nueva edición de cómo preparan el cordero en otros rincones del mundo, llegamos a América.

Cordero en América

Chile

Nuestra primera parada la haremos en el mismísimo sur de del continente americano: Chile. En esta región patagónica los platos preparados con carne de cordero y lechal son los claros protagonistas de los fogones, convirtiéndose en la esencia y piedra angular de su gastronomía. Ningún chileno que se precie pierde la oportunidad de preparar y degustar un buen plato de cordero y lechal siempre que puede. Y es que, en este país suramericano, la carne de cordero es casi como una insignia nacional.

Generalmente se tiene la creencia de que preparar un rico plato de cordero y lechal es algo muy complicado, pero nada más lejos de la realidad; lo único que se necesita es tiempo para prepararlo. Y como prueba, el cordero al estilo de la Patagonia, típico de Chile. Para realizar este plato se necesita una pieza entera de cordero que ensartar longitudinalmente por la parte central para dejar que se vaya dorando al fuego muy lentamente, durante unas 5 horas. El truco para que quede más sabroso es humedecer la superficie del cordero con agua y ponerle sal fina dos horas antes de empezar a cocinarlo. Una manera de lo más sencilla de cocinar la carne de cordero, y que ensalza el sabor natural de esta carne tan deliciosa. Pruébalo la próxima vez que os juntéis un grupo grande alrededor de unas brasas y abrid una buena botella de vino para hacer más agradable la espera.

México

Uno de los días grandes en México es el Día de los Muertos, el equivalente al Día de todos los Santos español. Durante ese día, en la localidad de Huasteca, se renueva la pintura de la casa, se adorna el altar poniendo cortinas de papel picado y sus habitantes se disfrazan para bailar e ir de casa en casa pidiendo un trago de mezcal y comer con sus vecinos. Entre los platos tradicionales que se elaboran para celebrar esa fecha tan señalada, se encuentran los mixiotes de carne de cordero.

Este plato tan tradicional de la tierra de los mayas y los aztecas, consiste en preparar unos saquitos -que antiguamente se formaban con hojas de maguey pero para los que actualmente se utilizan hojas para mixiote o papel de aluminio- donde se mete la carne de cordero o lechal (previamente marinada) junto con chiles, jitomate, cebolla, ajo, comino, pimienta, clavos y nopalitos; y se cuecen al vapor durante una media hora, dejando como resultado una carne de cordero suave y deliciosa. Este plato se suele acompañar con frijoles y aguacate rebanado. Una receta totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados y con a que podrás sorprender, muy gratamente, a tus invitados en cualquier velada. Saca tu espíritu aventurero y atrévete a probarlo.

Perú

La carne de cordero y lechal también ha tenido siempre un gran peso dentro de la gastronomía tradicional peruana. La carne de cordero comenzó a consumirse en Perú en la época en que era colonia española, siendo nosotros los que introdujimos la preparación del cordero y el lechal con hierbas aromáticas como el cilantro en aquellas tierras; y desde entonces nunca ha dejado de consumirse.

Uno de los platos más representativos de este país es el Seco de Cordero, muy característico de la zona norte del país. Este delicioso y tradicional plato de cordero peruano se prepara cocinando la carne de cordero, condimentada con pimienta, comino y ajo, con cebolla y ají molido. Es importante que la carne sea rehogada a fuego lento para que absorba bien el sabor de todas las especias. Una vez la carne está tierna y jugosa se le añaden unas papas rosadas y el jugo de dos limones. Un plato sencillo pero muy sabroso que se suele servir con arroz blanco, y que conquista a todo aquel que visita Perú.

Existen muchas más recetas con carne de cordero y lechal de otros países americanos, como los asados de cordero que se hacen en Argentina o las tradicionales costillas de cordero y lechal a la brasa con salsa barbacoa o miel de los EEUU.; pero estos platos ya son mucho más conocidos en nuestro país. Os animamos a probar los platos que os hemos sugerido y dejar un comentario sobre ellos. ¡Estamos deseando conocer vuestras opiniones!

Comparte en las redes sociales: