acceso a profesionales
si eres profesional accede a los contenidos extra de esta campaña
Campaña · 19/07/2015
El cordero, una carne que entusiasma a niños y mayores

La carne de cordero y lechal ha sido considerada siempre una carne de alta calidad, reservada, en la mayoría de los casos, para las grandes fechas; donde se reúne la familia o los amigos alrededor de una mesa, no para comer, si no para degustar un rico plato que paladear entre animadas conversaciones. Se trata de una de las carnes predilectas por los chefs de alta cocina, ya que esta carne es una materia prima muy potente y sabrosa que, cocinada de la manera adecuada, puede dar como resultado platos exquisitos capaces de satisfacer a los paladares más exigentes. Y es, además, una de las carnes más utilizadas en la cocina tradicional de casi todos los países del mundo.

Y no es de extrañar, ya que la carne de cordero es una de las carnes más apreciadas a nivel nacional por la naturalidad de su origen, su característico sabor y su textura, tierna y jugosa; convirtiéndola en la carne favorita de los españoles para protagonizar los momentos más especiales de sus vidas. Habitualmente, la carne de cordero y lechal se había presentado en los mercados en forma de pierna, paletilla, jarrete, cuello, costillar, bajo o falda. Unos cortes de gran tamaño que, hasta ahora, limitaban su consumo a los momentos en los que nos reuníamos un gran grupo de comensales, y limitando nuestros momentos de disfrutar de una carne tan especial. Pero Interovic, consciente de este problema, apuesta ahora por unos nuevos cortes mucho más versátiles que entusiasman a niños y mayores, y que ha terminado por enamorar a toda la población. Unos nuevos cortes que se adaptan mucho mejor a las necesidades del consumidor actual, con una variedad que se adaptan a los gustos tanto de los mayores como de los pequeños de la casa.

Para los niños

niños disfrutando carne de corderoLa principal ocupación de los niños es jugar, y es por esto que a la mayoría de ellos les cuesta dejar de hacerlo y sentarse a la mesa. Eso sí, cuando se sientan a comer, saben perfectamente lo que les gusta y lo que no.

Parece que los platos de carne que más conquistan a los más pequeños son aquellos donde la carne ya viene preparada y les resulta fácil de comer. Es por esto, que para conquistar a los más jóvenes de la casa la mejor opción es decantarse por unos pinchos morunos de carne de cordero o lechal. Esta carne adobada y ensartada en un pincho es un delicioso bocado que entusiasma a los niños, ya que pueden comerla con las manos y están muy ricos.

Otra buena opción para conquistar a los niños son las brochetas. Unos pinchos de carne de cordero o lechal picada, presentada de una manera original y llamativa, que atrae la atención de los niños y les acaba de conquistar en el momento que la prueban. El delicioso sabor de la carne de cordero, especiada finamente hará las delicias de nuestros pequeños comensales. Si, además, queréis añadirle un toque de originalidad extra, podéis rebozar las brochetas con sésamo o quicos; un toque crujiente y muy adecuado para estas brochetas de carne de cordero y lechal que les encantará.

Y, cómo no, una apuesta segura que siempre entusiasma a todos los niños son las hamburguesas. Pero las hamburguesas de carne de cordero o lechal no son unas hamburguesas corrientes; son unas hamburguesas mucho más sabrosas y jugosas que las que están acostumbrados a tomar. Preparadlas juntos y deja que sean ellos los que elijan los ingredientes que quieren para su hamburguesa de cordero; un poco de queso, cebolla, lechuga, quizás unos champiñones… Deja que sean los niños los que decidan con qué la van a acompañar; un detalle más que recordar de la agradable experiencia de comer una hamburguesa de cordero y lechal.

Para los mayores

Los adultos tenemos un paladar mucho más refinado que el de los niños. Para nosotros comer no es un mero trámite, para nosotros comer es todo un placer que debe hacerse bien. Es por eso que los nuevos cortes de la carne de cordero entusiasman a mayores, y no tan mayores; por la cantidad de deliciosos platos que podemos preparar con ellos.

Es un placer poder incluir en nuestra dieta habitual unos tiernos y jugosos medallones de pierna de lechal, de suave sabor y apenas grasa, que preparar a la plancha con una guarnición de verduras salteadas o una rica salsa.

Otro corte que entusiasma por su gran versatilidad es el filete de pierna de cordero. Con él podemos hacer bocadillos, tapas, san Jacobo, milhojas, rollitos, escabeches… y todas las recetas que seas capaz de imaginar; todas ellas rápidas y sencillas, para poder dedicarle menos tiempo a los fogones y más a disfrutar de la deliciosa carne de cordero y lechal de nuestro plato.

Pero, para los amantes de la carne la joya de la corona es sin duda el tournedó. Estas rodajas de pierna de cordero es la pieza más noble de los nuevos cortes de Interovic. Una pieza elegante y muy sencilla de cocinar, que no necesita ningún aditivo. Cocínalas al punto, dejando el corazón de la pieza rosada, tierna y jugosa; una delicatesen en sí misma. Una carne que conquista el estómago de todo aquel que la prueba.

La carne de cordero y lechal es, sin duda, una de las carnes más sabrosas y especiales del mercado. Una carne que se adapta a los gustos y necesidades de todas las casas y entusiasma por igual a niños y a mayores.

Comparte en las redes sociales: