acceso a profesionales
si eres profesional accede a los contenidos extra de esta campaña
Campaña · 18/08/2017
La actividad ganadera: un aliado en la prevención de los incendios forestales

ovejas prevencion incendios

Resulta que a la actividad pastoril, que tantas alegrías nos proporciona al abastecer nuestras cocinas de exquisita carne de cordero, le debemos mucho más de lo que en un principio pudiéramos pensar. En este mismo blog, concretamente en el artículo Ovejas y pastores, la clave de la riqueza de los ecosistemas pastoriles, veíamos que cuando los rebaños salen al campo a pastar hacen mucho más que alimentarse. Con esta tarea también contribuyen a la sostenibilidad del entorno rural y el medio ambiente. Además de todo eso, el pastoreo para prevenir incendios resulta de enorme utilidad. Estamos ante una herramienta eficaz a la par de económica y generadora de riqueza. De todo ello hablamos en el post de hoy.

Los incendios, una amenaza que se intensifica en verano.

En tan sólo unos días se han perdido 3.200 hectáreas en Yeste, Albacete y prácticamente la misma cantidad de hectáreas de terreno forestal han acabado calcinadas en Zamora. Los incendios forestales son una amenaza real que se intensifica en verano a causa de las altas temperaturas. Para estar preparadas en la lucha contra el fuego, las distintas comunidades autónomas decretan, ya en primavera, el período de peligro de incendios forestales que durará hasta bien entrado el mes de octubre.
Durante estos meses, las autoridades responsables trabajan tanto en la concienciación ciudadana, instando a extremar las precauciones y a cuidar los espacios naturales, como en la gestión de los incendios una vez declarados. Ambas labores son claves de cara a conservar en riquísimo patrimonio natural de la Península, siendo la prevención, la pieza fundamental de la lucha contra los incendios. Esto es así porque como sabemos “prevenir es mejor que curar”. Resulta más barato en términos de dinero y en coste vidas, además de resultar incalculable el esfuerzo posterior necesario para restaurar los terrenos, sin olvidar el impacto medioambiental y económico posterior. Es precisamente, en la prevención de incendios donde la actividad pastoril tiene mucho que aportar.

El pastoreo para prevenir incendios, una herramienta valiosa.

No nos extraña cuando aparecen en los medios de comunicación noticias sobre las ventajas que las nuevas tecnologías están ofreciendo en todos los terrenos. Se habla de la vigilancia por satélite, de la inteligencia artificial y de la mejora de equipos como desbrozadoras utilizados en la prevención de incendios, etc. Sin lugar a dudas, todos ellos son avances significativos en la lucha contra el fuego, pero además, tenemos a nuestro alcance una herramienta igualmente eficaz y muchísimo más barata. Hablamos del pastoreo para prevenir incendios, en concreto la ganadería extensiva.

Si te estás preguntando cómo es eso posible y cuál es la contribución que pastores y ovejas hacen en la lucha contraincendios, te diremos que las ovejas son grandes desbrozadoras.

Pastores y rebaños llevan saliendo al campo desde tiempo inmemorial, aprovechando el alimento que queda en los eriales y los lugares inaccesibles como laderas elevadas o zonas incultivables. Además, las ovejas, en los calurosos días de verano donde apena queda nada verde para comer, hacen buen uso de las rastrojeras y los pocos granos olvidados después de recoger las cosechas. También limpian de hierba los barbechos y en los montes, nuestras amigas se comen los pastos más secos. Todos estos son recursos nutritivos a los que ninguna otra clase de ganado les otorga valor. Con su trajín diario y su ir y venir por los campos, las ovejas actúan como eficaces limpiadoras del monte. Por eso, simplemente alimentándose, evitan que la maleza y la hierba seca se convierta en combustible para los incendios forestales.

Sin embargo, es importante matizar que aunque útil y económico, el pastoreo no es un sustitutivo de otras técnicas, sino más bien un efectivo colaborador. Y es que no podemos olvidar que las ovejas sólo pueden comerse aquellas especies vegetales que les resulten nutritivas y no perjudiciales.

Conocedoras de este útil recurso, distintas Comunidades Autónomas han optado por incluir a la actividad pastoril en sus planes contra incendios.

En Andalucía abren los cortafuegos al pastoreo. Como sabemos, los cortafuegos son terrenos pensados para impedir la expansión de las llamas, los rebaños se comen gratis las plantas que crecen en ellos, manteniéndolos listos para resultar eficaces en la lucha contra el fuego.

En Aragón, también confían en la correcta gestión de pastores y ovejas enfocados al mantenimiento del monte, controlando así la vegetación de forma permanente. Pero Andalucía y Aragón no son los únicos. ¿Conoces algún otro lugar? ¡Compártelo con nosotros!

La próxima vez que vayas al campo a disfrutar de la naturaleza y te encuentres a las ovejas pastando, recuerda que, además de para proporcionarnos rica carne de cordero, el pastoreo es fundamental para prevenir incendios.

Comparte en las redes sociales: