Espacio:

Corredor Ecológico y de Biodiversidad Río Guadalupejo – LIC y ZEPA “Puerto Peña – Los Golondrinos”

Grado de dificultad: Baja

Coordenadas: 39°16’49.9”N 5°06’05.6”W

Distancia: 17,20 kms

Desnivel: 80 m

Tiempo estimado andando: 4h05m

Tiempo estimado en bicicleta: 1h20m

Tipo de Ruta: Lineal I/V

Inicio de la ruta:

Comenzaremos nuestro recorrido en el albergue municipal “San Matías”, cerca de la ermita que da nombre a éste, en el pueblo de Castilblanco.

Recorrido:

Cruzaremos la carretera N-502 y entraremos en la dehesa “Mohedas de la Cruz”, caminando siempre entre dos alambradas, una a cada lado, por lo que nos facilitará nuestro avance.
Durante nuestro camino atravesaremos varias cancillas, las cuales no debemos olvidar cerrar al pasar. Estas, además refuerzan la señalización de la ruta con pintura roja y blanca, que marca el recorrido de la ruta GR de Camino de Levante a Guadalupe, con el que coincide este tramo de nuestra ruta.
Pasaremos cerca de varios cortijos a nuestro paso y antes de llegar al “Cortijo del Herradero”, que nos encontraremos de frente, nos desviaremos a la izquierda. Pasados unos metros de nuevo a la izquierda nos encontraremos un poste de señalización a la derecha del camino, para continuar nuestro recorrido por el “Cordel Leonés”. Esta vía pecuaria se encuentra señalizada. Más tarde y llegados a un paso canadiense, abandonaremos el cordel girando a nuestra derecha y tomaremos rumbo hacia el río en una bajada de pendiente suave. Al fondo podremos ver la impresionante Central Nuclear de Valdecaballeros, actualmente en desuso.

Nuestros pasos nos llevarán al tramo final, donde desembocan los ríos Guadalupejo, Silondrillo y Moñigoso. En este momento giraremos a la izquierda para llegar al río Guadalupejo.
El camino de vuelta se realiza por el mismo recorrido por el que vinimos, hasta llegar otra vez al albergue.

Valores:

Podremos disfrutar de la fauna del entorno: garzas, cigüeñas, grullas, gamos, jabalíes y de su vegetación de ribera que le ha valido la calificación de “Corredor ecológico y de la biodiversidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario