Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
post
jornadas
Los collares de cordero se obtienen del cuello de un recental o pascual , cortando con la sierra de cinta en rodajas de unos 2 cm de grosor, más o menos. De un cuello salen aproximadamente dos raciones. Es un tipo de corte que se aconseja comer muy hecho, y tiene un aporte nutricional especial, ya que es una de las piezas más ricas y sabrosas gracias a su grasa infiltrada.

PREPARACIÓN

UTILIDADES

Su presentación más común es conservando el hueso y en forma de rodaja o media rodaja. Los collares se suelen preparar cocinándolos a la parrilla, a la plancha o en barbacoa. Y en caso de que las rodajas sean algo más gruesas, una receta infalible es prepararlas al estilo rabo de toro al vino tinto. Tradicionalmente, esta pieza también se ha cocinado siempre en guisos, estofados u ollas para conservar mejor las propiedades de la carne. Además, los collares de cordero se pueden especiar y acompañar con alguna hierba aromática para potenciar toda su jugosidad.

INFORMACIÓN TÉCNICA

Coste/ración* = 1,02 €
1 ración = 280 g aproximadamente
*Simulación de precio. Coste orientativo 7 €/kg.

CURIOSIDAD

Tradicionalmente, el cuello y la falda han sido las partes menos apreciadas del cordero; no obstante, con los nuevos cortes los collares son una de las recetas más originales que se pueden preparar en una comida especial. Si se quieren servir en medallones enteros, una buena idea es hacer un corte en la piel para evitar que las piezas se comben. De esta manera, los cortes quedarán en forma de mariposa.

OTROS CORTES

DESCUBRE NUESTROS CORTES

DISFRUTA DE UNA CARNE SOSTENIBLE

Estas recetas están elaboradas con una carne sabrosa y respetuosa con el medioambiente. Descubre por qué el pastoreo favorece la sostenibilidad y el desarrollo rural de nuestro país.