Como bien sabrás, la mejor parte de la carne siempre es la que está pegada al hueso, porque al cocinarse, este le aporta mucho sabor y hace que quede muy tierna y jugosa. Por esta razón, la chuleta es una de las partes más codiciadas de cualquier animal, y no podía ser menos cuando piensas en preparar unas buenas recetas de chuletas de cordero.

Es cierto que lo más habitual es preparar un asado, que es una de las más tradicionales recetas de cordero, porque es un plato fácil y eficaz, pero si nunca has probado las chuletas te recomendamos que lo hagas. Como podrás apreciar a simple vista, tienen una forma muy característica, con un hueso largo y fino que es perfecto para agarrar cuando las comes, y un trozo bastante grande de carne al extremo que te hará la boca agua.

Cocinarlas es muy fácil, porque, como te decíamos, las chuletas siempre van a quedar bien sabrosas y tiernas gracias a que tienen hueso. Sin embargo, podrás comprobar rápidamente que no queda igual una receta de chuletas de cordero que otra. Los resultados son muy distintos, así que tendrás que probar varios platos antes de decidir cuál es tu preparación favorita.

Lo bueno que tiene esta carne es que, a diferencia de las chuletas de cerdo o de ternera, tiene un sabor más suave, por lo que no te sentirás tan lleno y pesado cuando las comas. Son la opción perfecta para empezar a probar la carne de cordero, porque son una pieza de lo más suculenta y a la vez ligera. Al horno o a la sartén, con ajo o con una guarnición de verduras, seguro que es un plato que te enamora nada más empezar a cocinarlo.

Las recetas más exquisitas de chuletas de cordero

La carne de cordero sostenible te ofrece muchas ventajas. No solo cuidas el medio ambiente, sino que también te estás aprovechando de un producto nacional que te aportará todo el sabor y la calidad que buscas en una buena carne. Por ello, siempre te recomendamos que consideres esta opción cuando vayas a preparar tu receta de chuletas de cordero.

Pero una vez que tengas todos los ingredientes listos, el resto es pan comido. Lo más difícil va a ser que te decidas de entre todas las recetas que te ofrecemos, porque todas tienen una pinta estupenda. La recetas con mantequilla de ajos es un clásico que nunca falla, aunque también te podrías decantar por unas chuletas a la parrilla con ragout de verduras y crema de ajo para sorprender a todos tus comensales.

Obviamente, no vas a ponerte a innovar en la cocina todos los días, y a veces solo te apetecerá sellarlas en la sartén y terminar de cocinarlas con un poco de ajo y perejil como aderezo. Lo bueno de esta pieza del cordero es que cualquier receta de chuletas te va a quedar exquisita, sin importar si es algo tradicional para el día a día o una receta más experimental para una ocasión especial. Tus invitados te lo agradecerán, sin duda.