Es probable que si te hablan de carne de cordero, pienses directamente en una pierna, una paletilla o unas costillas. Pero quizás nunca habías oído hablar de una receta de collares de cordero. Pues acabas de descubrir un verdadero manjar, porque esta pieza tiene una suavidad y un sabor únicos.

Como habrás podido comprobar por el nombre, el collar es la parte del cordero que se encuentra en el cuello. De hecho, se prepara con el hueso central y todo, para que así conserve más jugosidad y sabor. Las recetas de collares de cordero son menos conocidas que otras partes de este animal, al igual que sucede con las recetas de tournedó, de las que quizás no hayas oído hablar. Pero esto no significa que sean menos buenas o más difíciles de cocinar. Simplemente, al ser una pieza más pequeña, no se relaciona tanto con los grandes platos para muchos comensales que se suelen preparar con este tipo de carne.

Claro que la opción de preparar mayor o menor cantidad es siempre tuya, ya que bastaría con cocinar más collares para un número mayor de comensales. Además, lo bueno que tiene esta receta es que se puede preparar de muchas formas distintas, y ninguna de ellas decepciona.

Te animamos a que sorprendas en una cena especial, en una comida familiar, en tu día a día o simplemente a tu propio paladar, con alguna de estas exquisitas recetas de collar de cordero, con las que tendrás variedad, un sabor increíble y una experiencia culinaria que seguro que no habías tenido antes.

Las recetas de collares de cordero más suculentas

Como ya sabrás a estas alturas, la carne de cordero no es como las demás. Cada trozo es único, y varía el nivel de grasa, la jugosidad y la intensidad del sabor. Es más sana que otras carnes con mayor nivel de grasa, como la de cerdo y ternera, pero no es tan magra como la carne de conejo o de aves como el pollo, el pavo o el pato. Está en un punto intermedio también en cuanto a la intensidad del sabor, por lo que es perfecta para poder regular sus matices con distintas recetas. Lo que debes asegurarte siempre es de usar carne de cordero sostenible, porque así obtendrás los mejores resultados.

Como te decíamos, hay cientos de formas de preparar estos collares. A diferencia de otras piezas, no hay como tal una receta tradicional que limite tus posibilidades, con lo que puedes probar lo que más te apetezca. Aquí te vamos a ofrecer algunas ideas entre las que seguro que se encuentra tu receta de collares de cordero perfecta. Sin embargo, todo es cuestión de ir probando cada día e ir decidiendo cuál te gusta más.

Los puedes macerar con ajo y tomillo, o probarlos empanados con mostaza y hierbas. Otro de los platos que más triunfa es el de la preparación a la pepitoria, y si quieres experimentar más, tienes la posibilidad de guisarlas con vino y chocolate. ¿Te suena raro? Pues es una receta de collar de cordero que está exquisita, con un resultado que te sorprenderá. Te lo garantizamos.