Está claro que cuando piensas en carne de cordero se te viene a la mente una enorme y jugosa pierna asada con patatas y verduras. Y es normal, porque a estas alturas ya es un plato muy típico, sobre todo en festividades en las que hay que comer con toda la familia.

La fama de las recetas de pierna de cordero se debe sobre todo a las cualidades que tiene esta pieza. Al ser grande, puede ofrecer una gran cantidad de comida para muchos comensales. Por otro lado, al estar pegada al hueso, al igual que las chuletas de cordero, esta carne siempre estará jugosa y sabrosa, por lo que dejarla bastante rato en el horno puede tener un resultado final de una ternura y un sabor irrepetibles.

Hacer una receta de pierna de cordero es ir siempre al éxito asegurado, y por ello queremos ponértelo fácil ofreciéndote una buena lista de posibilidades, para que tengas dónde escoger cada vez que quieras ponerte manos a la obra y cocinar esta pieza única. Eso sí, recuerda que las posibilidades son ilimitadas, y que esta carne se puede consumir todo el año, así que puedes ir probando cada poco con nuevas recetas hasta que consigas dejarla en un punto perfecto, logrando dominar uno de los cortes más característicos de la gastronomía española.

Escoge tu mejor receta de pierna de cordero

Nuestras piernas de carne de cordero sostenible son ideales para tus preparaciones, porque con ellas lograrás sacarle el máximo partido a tus platos. Esta carne es ideal, y no se puede comparar con otras de peor calidad en cuanto a sabor y jugosidad. Además, al escoger carne sostenible estarás mejorando el medio ambiente de la zona donde se cría a este animal, por lo que todo son ventajas.

A la hora de escoger un plato que preparar, como sabes, tienes mucha variedad donde elegir. Nosotros te recomendamos empezar siempre por algo más sencillo y que difícilmente saldrá mal, como una pierna de cordero asada con chips de boniato. Lograrás una carne perfecta con muy poco esfuerzo, y además podrás equilibrar muy bien el sabor con el acompañamiento.

Sin embargo, sabemos que no todos los días tienes el tiempo suficiente como para ponerte a preparar un asado de ese tamaño. Por ello, quizás te sorprenda saber que la pierna también se puede cocinar en trozos más pequeños. Por ejemplo, una receta de pierna de cordero que te recomendamos es la de unos filetes con patatas paja, o con ajos tiernos y romesco. De hecho, un corte así, más fino y rápido de preparar, también te puede servir para otro tipo de preparaciones que te ayudarán a tener algo listo en tu día a día, como un san jacobo de cordero, o directamente un bocadillo de filete de pierna de cordero. Todo es posible con una pieza como la pierna, así que no lo dudes más y piensa cómo la quieres preparar. Tienes decenas de recetas esperándote, e incluso más si, una vez que la dominas, te atreves a innovar y crear tus propios platos. Podrás comprobar que tus invitados siempre se quedarán impresionados con el resultado.