Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
post
jornadas

¿Comer carne de cordero es sostenible?

Si eres de los que se preocupan por los alimentos de tu dieta este artículo te interesa. Y es que, la tendencia global al consumo consciente nos hace cuestionarnos aquello que comemos. Qué incluimos en nuestra dieta se convierte así en una toma de decisiones en las que es importante la salud pero también el planeta.

Por eso, incluir carne de cordero en tu dieta es una gran elección. Un producto sabroso, a la vez que sano y que contribuye a preservar el medio ambiente.

Y es que, la carne de cordero es una de las más sostenibles del mercado. Su forma de producción tradicional tiene un reducido impacto medioambiental y sobre los recursos, además de respetar la biodiversidad.

Así que la próxima vez que consumas carne de lechal, cordero o cabrito seguro que la disfrutas más, no solo por su calidad y sabor excepcional, sino porque habrás elegido la opción más natural y sostenible.

Te contamos los beneficios a continuación.

¿Por qué se considera sostenible la carne de cordero?

La producción de carne de cordero es mayoritariamente extensiva, lo que quiere decir que se aprovechan los recursos del territorio y se compatibiliza con la sostenibilidad.

Se trata de carne que procede en gran parte del pastoreo, con todos los beneficios que ello conlleva.

El pastoreo de cabras y ovejas es fundamental para la conservación de muchos ecosistemas. Se trata de una actividad con un bajo impacto medioambiental, ya que se adapta a los recursos de cada sistema.

De este modo, el producto procede de razas autóctonas y tiene un bajo uso de insumos (agua, maquinaria, fertilizantes,…). Todo ello favorece a la sostenibilidad del sistema, aunque también a reducir el impacto del transporte, ya que no son necesarios piensos ni concentrados para la alimentación animal.

Pero además por el buen aprovechamiento de los residuos. Por un lado, los rebaños se alimentan de residuos de cosecha y rastrojos; por otro, porque los residuos generados por los propios animales se convierten en abono fertilizante natural para los pastos.

De esta manera, este sistema de producción de carne de cordero basada en el pastoreo, genera productos más sanos y de mayor calidad. Pero también es una actividad esencial, ya que contribuye al mantenimiento del paisaje, ayuda a prevenir los incendios y potencia la biodiversidad.

Y es que, las cabras y ovejas limpian los caminos, bosques y dehesas de vegetación al alimentarse de ella. Con ello, disminuyen la posibilidad de potenciales incendios, pero también facilitan el acceso de los servicios de extinción. Incluso en algunos territorios se contrata a los pastores para que mantengan los cortafuegos con poca vegetación y prevenir los incendios.

Esta actividad también contribuye a frenar el cambio climático. Y es que, los pastos son terrenos muy eficaces para almacenar el carbono, quedando incorporado en el suelo e inmovilizado por mucho tiempo.

Pero además, el pastoreo con cabras y ovejas contribuye a mantener los árboles y montes en condiciones favoreciendo sus efectos beneficiosos. Y disminuye las quemas de rastrojos y residuos vegetales al aprovecharlas para alimento animal, lo que evita las emisiones de gases que estas producen.

Por último, el pastoreo favorece la biodiversidad, ya que muchos hábitats protegidos y valiosos dependen de la ganadería extensiva y el pastoreo. Los pastos que utilizan y contribuyen a mantener las cabras y ovejas son aprovechados a su vez por muchas otras especies, evitando su desaparición.

Como ves, gracias a este sistema de producción, se consigue una carne natural y de calidad, a la vez que sana y sostenible. Sin embargo, este tipo de producción no solo aporta beneficios medioambientales, también hemos de tener en cuenta todos los beneficios sociales y económicos que trae consigo.

Sostenibilidad más allá de la medioambiental

Y es que, más allá de los beneficios medioambientales, también son fundamentales los beneficios económicos y sociales de este producto. Sin duda, la sostenibilidad debe mirar más allá,  respetando y manteniendo una forma de vida que mantiene la sostenibilidad económica y social de las áreas en las que se desarrolla.

La producción de cordero tradicional contribuye a conservar el patrimonio, la identidad territorial y la supervivencia económica de los territorios donde se desarrolla.

El pastoreo permite mantener la actividad económica en zonas rurales, manteniendo así su población. Además, ayuda al relevo generacional con las nuevas incorporaciones de personas más jóvenes en esta profesión ganadera. Pero también a la incorporación de mujeres en la actividad de las explotaciones ganaderas, siendo el sector ovino y caprino una gran oportunidad dentro del mundo laboral rural.

Tampoco hemos de olvidar que el pastoreo permite la conservación de un patrimonio cultural fundamental en nuestro país como son las vías pecuarias. La actividad en ellas permite mantener vivo este legado histórico y la identidad de sus gentes.

De esta manera, la producción de carne de ovino/caprino favorece la sostenibilidad económica y social de los entornos en los que se desempeñan, ayudando a su desarrollo sostenible.

Beneficios del consumo de cordero para el consumidor

Si bien es cierto que los expertos recomiendan moderar el consumo de carne, hemos de ir hacia una carne de mayor calidad. En este sentido, la carne de cordero criada a pasto, es la mejor opción por todos los beneficios que aporta al consumidor:

  • Más calidad: es un alimento que procede de razas autóctonas, con denominaciones protegidas,… por lo que ofrece una mayor calidad.
  • Más responsable con el medio ambiente: como hemos visto, son productos que se producen cerca de los consumidores, con menos impacto del transporte, con poca energía, aprovechando los recursos,… por lo que son más respetuosos con el medio ambiente que otros productos.
  • Más respetuosa con el bienestar animal: se trata de un tipo de crianza que respeta el bienestar animal, con unas condiciones de vida adecuadas a sus necesidades.
  • Más saludable: Una carne más natural, libre de residuos y, por tanto, más saludable.

Y ahora que ya has descubierto por qué la carne de cordero es la opción más sostenible y todos los beneficios que conlleva su consumo, ya no tendrás dudas la próxima vez que la introduzcas en tu dieta. Habrás optado por un producto de calidad, sano, natural y la opción más sostenible.

SIGUE NUESTRA ACTUALIDAD

Nuestras recetas de cordero

Receta de Tomahawk de cordero asado en su punto

Receta de Tomahawk de cordero asado en su punto

INGREDIENTES  Tomahawk de cordero: 1 chuletero de cordero Sal 1 dl. aceite de oliva 100grs de mantequilla c/s pimienta negra molida Para la tosta de queso y velo ibérico: 100 grs. queso de cabra y chalotas 15 grs. jamón ibérico 1 bollo de pan de 50grs Para la...

leer más
Receta de pierna de cordero lechal lacada al romero

Receta de pierna de cordero lechal lacada al romero

INGREDIENTES *para 4 personas:  4 piernas de cordero lechal 200gr de huesos de cordero para la salsa 100gr de miel 50gr de azúcar 20 gr de hojas frescas de romero 200gr de zanahorias 100gr de cebollas 100gr de puerros 100gr de apio blanco 800gr de caldo de verduras...

leer más

ARTÍCULOS RECIENTES

DÓNDE COMPRAR

Nuestras carnes

Encuentra la carnicería más cercana a ti y disfruta de un sabor único.