Senda “Los Batanes”

hojas rutas
Espacio:
Dificultad:
Coordenadas:
Desnivel:
Distancia:
Tiempo estimado:

Espacio:

Reserva del Cijara – MUP nº 06 “Baldíos o 1ª PHC, Dehesa Boyal y Egido” y MUP nº 09 “Los Chopos”

Grado de dificultad: Baja

Coordenadas: 39°19’18.1”N 4°54’06.4”W

Distancia: 9,72 kms

Desnivel: 196 m

Tiempo estimado andando: 2h26m

Tipo de Ruta: Circular

Inicio de la ruta:

La ruta parte desde los Cerrillos, uno de los complejos de apartamentos turísticos del proyecto de puesta en valor de los recursos del entorno de Cíjara, que se localiza a orillas del embalse, muy cerca de la localidad de Helechosa de los Montes.

Recorrido:

Es una ruta lineal circular (los primeros 2 kilómetros, entre los Cerrillos y Helechosa, se recorren a la ida y a la vuelta) cuya única dificultad reside en que supera algunos desniveles pronunciados, pues transita por caminos y pistas de tierra en buen estado. Salvando el tramo de descenso (800 metros) por la sierra de la Fuente hasta la fuente Vieja, que sin ser peligroso, discurre por una bonita senda entre paredes de piedra y profusa vegetación con bastante pendiente, que es el antiguo camino de caballerías a Fuenlabrada de los Montes.

La ruta transita paralela a la orilla del embalse hasta llegar a Helechosa, donde toma el camino a Herrera del Duque remontando el valle del arroyo de los Huertos. Este tiene una zona de bonitos saltos de agua y sin duda, el paso por la piscina natural de Helechosa, en la zona baja del valle, es un atractivo para la ruta en los meses de estío.
La ruta abandona el camino de Herrera para seguir por la Naciente, en la zona conocida como los Batanes, discurriendo junto al lecho del arroyo por bellas zonas de vegetación ribereña junto a espectaculares pedreras. Sauces, fresnos y álamos pueblan las orillas y en las laderas abundan especies arbustivas como durillo, jara, lentisco, romero, brezo y torvisco. Finalmente la ruta se incorpora al camino de Fuenlabrada atravesando
olivares, hasta desviarse de la pista siguiendo el trazado del camino original. Este es uno de los tramos más bellos del recorrido, pues la senda desciende hasta Helechosa entre una vegetación de umbría poblada de quejigos, alcornoques, madroños y grandes manchas de durillos, brezo blanco y aladierno.

Valores:

Aunque el mayor interés de esta ruta es el botánico, también ofrece posibilidades de observar ciervos y corzos; el vuelo de grandes rapaces como el águila real, buitre negro y leonado y otras especies como la cigüeña negra. También resultará fácil observar otras aves como rabilargos, zorzales, palomas torcaces, verdecillos, currucas, etc.

OTRAS RUTAS SOSTENIBLES

DÓNDE COMPRAR

Nuestras carnes

Encuentra la carnicería más cercana a ti y disfruta de un sabor único.