Existe una continua demanda de innovación y novedades en el mercado cárnico. Por ello se ha ampliado el abanico de posibilidades de la carne de lechal, cordero y cabrito, no sólo buscando modificar tendencias en el consumo, sino también para ayudar a los profesionales del sector a sacar una mayor rentabilidad de estos productos.